You are here

ANTISTIOS, MÉDICO FORENSE

Por: Darío Morón Díaz.
Académico. Vicepresidente de la Academia de Medicina de Cartagena

     El 15 de marzo del año 44 a.C., durante los Idus de Marzo, la guardia pretoriana condujo al médico romano Antistios (1) ante el cadáver de Cayo Julio César a fin de que dictaminará la causa de su muerte. César fue agredido, horas antes, en el Senado de Roma, por los senadores: Metelo Cimber, Marco Bruto, Casio, Trebonio, Casca, Ligario y Decio Bruto.

     Julio César fue víctima de una conspiración, de la cual hizo parte Metelo Cimber que estaba encargado de entregar a César una petición en que solicitaban devolviera los poderes al Senado. Cimber tiró de la toga de César, éste molesto le espetó "¿qué clase de violencia es esta?”, ese instante fue aprovechado por Casca para herirlo en la garganta, César reaccionó y grito ¿qué haces Casca villano? , y clavó, en el brazo del agresor, el estilete de escritura que llevaba en su mano. La herida de la garganta lesionó las venas yugulares superficiales del cuello y no las arterias carótidas, de haber sido así la muerte hubiese ocurrido en pocos minutos.

     César trató de buscar ayuda pero lo hirieron en las piernas y cayó al suelo allí se le abalanzaron más de diez conspiradores y lo apuñalaron. Quedó herido de muerte al pie de la estatua de Pompeyo.

     El médico Antistios en el papel de forense determinó que Cesar recibió 23 heridas con arma corto punzante en la cara, la región orbitaria, espalda y extremidades inferiores. De las 23 heridas una de ellas le interesó el corazón la cual ocasionó una hemorragia interna que fue la causa de la muerte.

     Los historiadores discrepan en cuanto a la herida mortal, unos afirman que fue en el tórax, otros que fue por la espalda y se la atribuyen a Bruto. Al observar Cesar que Bruto también le agredía se cubrió la cara con la toga y exclamo:”Tú también hijo mío” (2).

     Según el médico forense y psiquiatra español José Cabrera: “Basándose en la dirección y en la frecuencia de las puñaladas, no hay duda de que el ataque inicial tuvo lugar por la espalda”. Una vez caído en el suelo, recibió el resto, la herida mortal fue la que sufrió por la espalda, a la altura del corazón, lo cual coincide con el concepto del médico Antistios. “La muerte fue rápida, no sobrevivió más de cinco minutos debido a la hemorragia interna”.

     En la historia clínica de César es menester resaltar que padecía de Epilepsia, enfermedad que provoca ataques repentinos con convulsiones. Siempre trató de ocultarlo, sólo los más allegados conocían ese detalle y le ayudaban durante los episodios convulsivos.

     César acababa de regresar a Roma de su gira por España donde derrotó a los hijos de Pompeyo. En Roma programaron para homenajearlo unos juegos, Marco Antonio quiso coronarlo con laureles en medio de las aclamaciones del pueblo, César  rechazó en tres ocasiones ese intento (3).

     Ese fervor populista animó aún más a los conspiradores que promovían volver a la República y acabar con la dictadura, por ello decidieron llevar a cabo el magnicidio en un momento en que Cayo Julio César estaba indefenso.

 

(1) (2).”Los doce césares”. Suetonio, lo llama Anticios.

(3) “Julio César”. Tragedias. W.Shakespeare.